Reducir textoaReducir texto

10/10/2017

10 de octubre, Día Mundial de la Salud Mental

Los trastornos mentales constituyen enfermedades de alta prevalencia en la población española, con un altísimo impacto individual, familiar, social y económico.

 

"La salud mental en el trabajo" es el tema sobre el que gira este año el Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra cada 10 de octubre con el objetivo de concienciar sobre los problemas relacionados con la salud mental en todo el mundo y movilizar esfuerzos en su apoyo.

Los trastornos mentales constituyen enfermedades de alta prevalencia en la población española, con un altísimo impacto individual, familiar, social y económico, una situación que en los últimos años se ha visto más agravada por la crisis económica. Aún así, la atención a las personas con problemas de salud mental ha sido siempre infravalorada y, por tanto, financiada de forma insuficiente en comparación con otras áreas de la salud, lo que dificulta el acceso a tratamientos que han mostrado su eficacia en estudios rigurosos y en la investigación que la Psiquiatría desarrolla. 

A todo ello se suma el estigma y la discriminación, especialmente de las personas diagnosticadas de trastorno mental grave. Un inadecuado tratamiento mediático, el desconocimiento de que estos trastornos están relacionados con un funcionamiento anormal del cerebro, la evolución a veces imprevisible, el tabú del suicidio y, sobre todo, el miedo a la violencia, siempre magnificada, provocan un aislamiento social inmerecido y perjudicial. Estas circunstancias pueden acentuarse más si cabe en el lugar de trabajo, donde la globalización ha contribuido a elevar el nivel de estrés y, por tanto, de sus trastornos asociados.

Uno de cada cinco trabajadores puede experimentar un trastorno de salud mental, con lo que ello implica respecto al aumento del ausentismo, la reducción de la productividad y el aumento de los costos de atención de la salud. En este ámbito, sólo la depresión supone un coste en Europa de 92.000 millones de euros al año, un 1% del PIB, lo cual subraya la necesidad de combatirla no sólo por el factor humano, sino también por la sostenibilidad del sistema.

Por todo ello, desde la Sociedad Española de Psiquiatría apelan a la necesidad de difundir en la sociedad y en las empresas un clima en el que se pueda hablar con libertad de los problemas de salud mental, para evitar así el estigma y el aislamiento. En este empeño, los empleadores y los compañeros de trabajo pueden jugar un papel fundamental, son sólo combatiendo el estigma sino también identificando los síntomas de una posible enfermedad mental y ayudando a los colegas afectados a buscar ayuda.

 

Más información sobre Salud Mental.

La SEP y la WPA firman la Declaración de los Derechos de las Personas con Enfermedad Mental.

Manifiesto de Oviedo en contra del estigma hacia las personas con enfermedad mental.

 

 

 

 

 

Inicio | Información | Noticias | Congresos | Premios | Nota Legal | Política de Cookies | Contacto

Ver RSS ©2009 SEP - Diseño y desarrollo: FMR Consultores