Reducir textoaReducir texto

18/12/2019

Declaración por la mejora del abordaje de la depresión y la prevención del suicidio

La SEP impulsa, junto a la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica y la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental, un documento con ocho puntos clave para afrontar este problema de salud pública.

 

La Sociedad Española de Psiquiatría (SEP), la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental (FEPSM) y la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB) han presentado esta mañana la Declaración por la mejora del abordaje de la depresión y la prevención del suicidio. Al documento, que recoge un total de ocho puntos clave para hacer frente a este problema de salud pública, se han adherido también la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria, la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia y la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias, junto a organizaciones de pacientes, como la Alianza General de Pacientes, la Fundación Anaed, la Asociación Supervivientes después del suicidio y la Asociación FFPaciente.

En la rueda de prensa, celebrada en la Asociación de la Prensa de Madrid, han participado Carlos Mur de Víu, psiquiatra y director general de Coordinación sociosanitaria de la Comunidad de Madrid; Jerónimo Saiz, patrono de la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental; Ana González-Pinto, presidenta de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica; Rafael Casquero, representante del grupo de Salud Mental de Semergen; Cecilia Borrás, presidenta de la Asociación de Supervivientes después del suicidio; y Juan Manuel Ortiz, presidente de la Alianza General de Pacientes.

El documento pone el foco en la relación entre depresión y suicidio que, como ha destacado la presidenta de la SEPB, están muy relacionadas: “en el 90% de los casos, detrás de un suicidio hay un trastorno depresivo”. Ana González-Pinto ha explicado que la depresión afecta en todo el mundo a más de 300 millones de personas, en diferentes grados, y ha hecho énfasis en que la depresión no es lo mismo que la tristeza y en que los estudios demuestran que un abordaje preventivo de esta enfermedad reduce considerablemente las cifras de suicidio.

Por su parte, el representante del Grupo de Salud Mental de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) ha destacado la necesidad de mejorar la formación de los profesionales sanitarios del primer nivel en ese terreno, dotando al abordaje de la prevención del suicidio de un enfoque psicosomático que permita tratar al paciente a muchos niveles. Según Rafael Casquero, los médicos de atención primaria tienen que enfrentarse diariamente con la elevada sobrecarga asistencial y con el desconocimiento del aspecto psicológico de este problema.

Para la presidenta de la Asociación de Supervivientes después del Suicidio, Cecilia Borrás, es necesaria una campaña de sensibilización, especialmente en lo concerniente a los medios de comunicación, que permita combatir los estereotipos que hay sobre este tema, dando testimonios en primera persona e información sobre dónde pedir ayuda. “No es una cuestión sanitaria, nos toca a todos”, ha asegurado, porque “es fundamental que el entorno de esas personas vulnerables pueda estar alerta ante determinados signos de alarma”.

El presidente de la Alianza General de Pacientes también ha defendido en su intervención la promoción de una visión normalizada de la patología mental, lejos de estigmas, así como la necesidad de garantizar el acceso del paciente a la información, la equidad en el acceso a las innovaciones y la promoción de la importancia de la adherencia al tratamiento.

Por su parte, el representante de la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental, Jerónimo Saiz, se ha referido a la Estrategia Nacional de Salud Mental, que actualmente se encuentra en fase de consulta y sin fecha de publicación. El nuevo texto sería una actualización de la Estrategia 2009-2013, tras el fracaso de una actualización previa planteada para el periodo 2015-2019 que fue frenada en el Consejo Interterritorial de Salud en 2016 a pesar de que había logrado el consenso de técnicos, sociedades científicas y de pacientes.

Uno de los coordinadores de aquel intento de actualización, Carlos Mur de Viu, es hoy director general de Coordinación Sociosanitaria de la Comunidad de Madrid. En la rueda de prensa, Mur de Viu ha defendido que “si no introducimos determinadas disputas políticas, estaremos a tiempo” y ha reclamado mayor atención mediática a un problema para el que “sólo con un abordaje común conseguiremos buenos resultados”.

El director general de Coordinación Sociosanitaria de la Comunidad de Madrid ha destacado la labor que han hecho ya las comunidades autónomas, que han puesto énfasis en dos aspectos fundamentales: la detección precoz de las personas en riesgo y la atención tras un intento de suicidio. “La depresión es un ejemplo de que los diferentes servicios sociosanitarios deben coordinarse; hay múltiples ejemplos de buenas prácticas y el liderazgo del Ministerio serviría para dar visibilidad”, ha concluido.

 

Inicio | Información | Noticias | Congresos | Premios | Nota Legal | Política de Cookies | Contacto

Ver RSS ©2009 SEP - Diseño y desarrollo: FMR Consultores